REVISIÓN DEL COMPLEJO SUPRA-ESPECÍFICO ALPHASIDA (GLABRASIDA) CASTELLANA (GRAELLS, 1858) (COLEOPTERA, TENEBRIONIDAE)

Francisco Pérez-Vera* & José Miguel Ávila Sánchez-Jofré**

Departamento de Zoología, Universidad de Granada, 18071, España.

* http://lsid:zoobank.org:author:0B313289-29A4-4148-9A5C-660552144756fperezvera@yahoo.fr

** http://lsid:zoobank.org:author:1782581D-6329-4251-A0E3-544922CCA88Cjmavila@ugr.es

 

RESUMEN

En el curso de una revisión general del subgénero Alphasida (Glabrasida) en la región Paleártica, se analizan algunas especies conflictivas, de gran dispersión geográfica o de una variabilidad muy notoria. Este es el caso de Alphasida (Glabrasida) castellana (Graells, 1858), taxón complejo que consideramos realmente formado por cuatro especies: A. (Glabrasida) candeledana nov. sp., A. (Glabrasida) gredosana nov. sp., A. (Glabrasida) robledana nov. sp. y A. (Glabrasida) castellana, esta última constituida por tres taxones de rango subespecífico: A. (Glabrasida) castellana castellana, A. (Glabrasida) castellana bejarana nov. ssp. y A. (Glabrasida) castellana piedralavesana nov. ssp. Se establece la clave de identificación de estas entidades y se presenta un catalogo comentado de las mismas.

http://lsid:zoobank.org:pub:F7BE0829-26EF-4AD8-941F-782A5B8E183B

Palabras clave: Península Ibérica; Tenebrionidae; Asidini; Alphasida; Glabrasida; nuevos taxones.

 

ABSTRACT

Review of the supraspecific complex Alphasida (Glabrasida) castellana (Graells, 1858) (Coleoptera, Tenebrionidae)

In the course of a general review of subgenus Alphasida (Glabrasida) in the Palaearctic region, some conflicting species of wide geographical dispersion or notoriuos variability are discussed. Such is the case of Alphasida (Glabrasida) castellana (Graells, 1858), which we consider to be a complex of taxa comprising four species: A. (Glabrasida) candeledana nov. sp., A. (Glabrasida) gredosana nov. sp., A. (Glabrasida) robledana nov. sp. and A. (Glabrasida) castellana, the latter consisting of three taxa of sub-specific rank: A. (Glabrasida) castellana castellana, A. (Glabrasida) castellana bejarana nov. ssp., and A. (Glabrasida) castellana piedralavesana nov. ssp. The work provides the key to identifying these entities and presents a commented catalog of them.

Key words: Iberian Peninsula; Tenebrionidae; Asidini; Alphasida; Glabrasida; new taxa.

 

Recibido/Received: 10/09/2015; Aceptado/Accepted: 16/11/2015; Publicado en línea/Published online: 22/02/2016

Cómo citar este artículo/Citation: Pérez-Vera, F. & Ávila Sánchez-Jofré, J. M., 2016. Revisión del complejo supra-específico Alphasida (Glabrasida) castellana (Graells, 1858) (Coleoptera, Tenebrionidae). Graellsia, 72(1): e038. http://dx.doi.org/10.3989/graellsia.2016.v72.148

Copyright: © 2016 SAM y CSIC. Salvo indicación contraria, todos los contenidos de la edición electrónica de Graellsia se distribuyen bajo licencia de uso y distribución Creative Commons Reconocimiento no Comercial 3.0. España (cc-by-nc).


 

CONTENT

IntroducciónTOP

Dentro del género Alphasida Escalera, 1905, el subgénero Glabrasida Escalera, 1910 es el que alberga un número más elevado de especies (alrededor de 150) y el que tiene una distribución geográfica más extendida (desde la Península Ibérica hasta Siria, en el Próximo Oriente). Desde hace varios años hemos emprendido la revisión de este complicado subgénero y varios resultados parciales han sido ya publicados (Pérez-Vera & Ávila, 2011, 2012a, 2012b, 2012c, 2014, 2015a). En los dos últimos años, hemos iniciado la sistemática global del grupo en la región Paleártica y dada la complejidad del tratamiento de un material tan numeroso, decidimos reunir las especies del subgénero en nueve grupos artificiales formados por conjuntos lo más homogéneos posible, basados en algunos caracteres morfológicos bien manifiestos. Esta fragmentación permite el tratamiento más fácil de las especies a estudiar y la inclusión de los diferentes taxones en claves dicotómicas menos extensas. Las ‘Secciones’ creadas por Escalera en 1922 para las Glabrasida ibéricas (Escalera, 1922), hoy sin valor taxonómico, nos han servido total o parcialmente para constituir algunos de estos grupos, así como las que el mismo autor propuso para las Glabrasida del Norte de África (Escalera, 1925). Un artículo sobre el primer grupo acaba de ser publicado (Pérez-Vera & Ávila, 2015b) y un segundo grupo está en vías de publicación. Durante la preparación de esta revisión hemos tenido que estudiar un gran número de ejemplares de algunas de las especies en las colecciones institucionales y privadas que las conservan. Esto nos ha llevado a constatar que ciertos taxa, por diversas razones, albergan series más o menos importantes de ejemplares con características peculiares, que en ocasiones han llevado a algunos investigadores a etiquetarlas con nombres particulares, aunque posteriormente éstos nunca fueran validados. Los casos más frecuentes se han observado en especies de gran dispersión geográfica o que presentan una alta variabilidad. Este es el caso de Alphasida (Glabrasida) castellana Graells, 1858. En 1858 Graells describió Asida castellana, un insecto distribuido por el Valle de Amblés, los campos vecinos de la Provincia de Salamanca y las zonas montañosas de la Castilla Central (Graells, 1858: 69). Lo definió de una talla más bien pequeña (11 mm), corto, moderadamente convexo, mate dorsalmente y brillante sobre su cara ventral; el pronoto poco transverso con un punteado fino, poco denso, más grueso y fuerte, mucho más apretado, incluso confluente, hacia las márgenes; los élitros con seis costillas no muy marcadas que no llegan ni a la base ni al ápex, el fondo con una granulación poco importante, más gruesa a la base, donde se mezcla con algunos puntos (Fig. 1).

Fig. 1.— Dibujo original de Asida castellana Graells, 1858: Lam. VII, fig. 4.
Fig. 1.— Original drawing of Asida castellana Graells, 1858: Lam. VII, fig. 4.

 

En 1923, Escalera hizo una revisión de las especies centrales y occidentales de su Sección costulatae (Escalera, 1923: 84) del subgénero Glabrasida (Escalera, 1910: 408) del género Asida Latreille, 1802. En esta revisión, completó la descripción de la especie A. castellana: corta (10-12 mm), macho bastante aplanado, la hembra bien convexa; márgenes protorácicas estrechas, levantadas en los dos tercios anteriores, los ángulos posteriores planos, en general deprimidos, salvo en los ejemplares de Candeleda en los que aparecen levantados de igual forma que el resto del borde marginal; punteado pronotal redondo y menudo, más o menos denso, pero no confluente; élitros con cuatro costillas principales poco marcadas y una o dos secundarias que lo son aún menos, la granulación de los intervalos aislada y fina, poco destacada del fondo achagrinado, más o menos mate. Las localidades propias de la especie, en las provincias de Salamanca, Ávila, Madrid y quizás Segovia, son: Navacepedilla, Sierra Serrota, Navarredonda, Puerto de Chía, Menga, Sierra del Barco, Sierra de Béjar y Peñalara.

Reitter (1917: 33), en su revisión de los Asidini Paleárticos, hizo de Glabrasida un subgénero de Alphasida y situó Alphasida (Glabrasida) castellana en Ávila y en las Sierras de Gredos y de Béjar, acordándole una talla algo superior (12-15 mm).

Viñolas & Cartagena (2005: 157) elevaron Glabrasida al rango de género y situaron la G. castellana en una localización más occidental y más reducida (en las provincias de Ávila, Salamanca y Cáceres).

Finalmente, Soldati en el Catalogue of Palaearctic Coleoptera devolvió Glabrasida al estatus de subgénero y A. (Glabrasida) castellana es citada de España peninsular sin más precisiones (Soldati, 2008: 128).

Cuando, por nuestra parte, hemos iniciado el estudio de este taxon en las colecciones institucionales o particulares que nos han sido accesibles, pudimos constatar ante todo que el material tipo de Graells ha desaparecido. En el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid encontramos dos ejemplares (♂ y ♀) con etiqueta de Neotypus de Cobos, aunque esta designación quedó invalidada puesto que la publicación prevista por dicho autor no tuvo lugar. Por otra parte, entre el abundante material atribuido a A. (Glabrasida) castellana aparecen algunas series más o menos importantes de ejemplares con denominaciones in schedula que ponen en evidencia la gran variabilidad acordada a esta especie y, al mismo tiempo, han justificado el estudio crítico de estos taxa para determinar los distintos grados de especificidad que pudiesen corresponderles.

En primer lugar destacan dos taxones que parecen separarse específicamente del resto. Uno de ellos había sido etiquetado por Escalera como Glabrasida candeledana y quedó sin ser publicado a la muerte de este autor. El otro taxón fue designado por Cobos como Alphasida (Glabrasida) castellana ssp. gredosana e igualmente quedó sin validar. Ambos ofrecen caracteres morfológicos externos bastante constantes, acompañados de detalles a nivel de las genitalia masculina y femenina, que justificarían un rango específico. Además, las áreas de distribución, tanto del uno como del otro taxón, son coincidentes con el área correspondiente a la especie tiponominal de Asida castellana, y esta simpatría constituye una razón complementaria para reconfirmar la especificidad (Mayr, 1963).

Otros cuatro taxones fueron individualizados por Cobos en tanto que subespecies. Dos de ellos lo fueron, desgraciadamente, sobre un solo ejemplar de cada uno: Alphasida (Glabrasida) castellana ssp robledana in litteris y Alphasida (Glabrasida) castellana ssp suarezi in litteris. El estudio minucioso de la morfología del taxón suarezi (Fig. 5A, 5C), de sus esculturas tegumentarias y del edeago, así como la verificación de su localización geográfica, nos llevó a concluir que el espécimen en cuestión es claramente asimilable a la nueva espacie A. candeledana (Fig. 6A, 6C) y en consecuencia el ejemplar ha pasado a formar parte de la serie tipo de esta especie. El taxón A. castellana ssp robledana, aparte de un habitus bastante particular, presenta una genitalia muy diferente de todas las otras, que justificaría la asignación de un rango específico; por desgracia el hecho de contar con un solo ejemplar, nos hizo dudar de la conveniencia de tomar esa decisión, que pudiera quizás considerarse precipitada. Sin embargo, la aceptación como subespecie es aún más difícil, si se consideran de una parte las diferencias morfológicas a nivel general y a nivel de la genitalia y, de otra parte, la simpatría evidente con la especie tipo-nominal. En consecuencia, hemos decidido su descripción como especie, esperando que las prospecciones en la localidad típica sean positivas y puedan confirmar nuestra decisión. Los otros dos taxones mencionados por Cobos cuentan con series relativamente importantes y sobre todo con colectas más recientes. Se trata de Alphasida (Glabrasida) castellana ssp bejarana in litteris y Alphasida (Glabrasida) castellana ssp piedralavesana in litteris. En ellos encontramos detalles morfológicos constantes que los identifican y al mismo tiempo una gran similitud a nivel de las genitalia de suerte que su identificación como subespecies parece razonable, máxime si se tiene en cuenta que cada una de las formas se puede identificar con una localización geográfica bastante precisa y aislada.

Material y métodosTOP

Han sido estudiados los ejemplares pertenecientes a este grupo conservados en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) de Madrid, una parte del material del Muséum National d’Histoire Naturelle (MNHN) de París y en las colecciones de Jesús Plaza (CJP) de Madrid, de Juan Carlos Martínez (JCM) de Murcia, de Julio Ferrer (CJF) de Estocolmo y en la colección de los autores (CA), conservada en el Departamento de Zoología de la Universidad de Granada. El número de ejemplares atribuible a cada taxón está indicado en el apartado correspondiente establecido para cada uno de ellos.

En cada espécimen se ha realizado un examen morfológico y una biometría básica así como, en buena parte de ellos, se ha procedido a la disección y al estudio de la genitalia correspondiente, de acuerdo con los criterios más recientes sobre el tema (Pérez-Vera, 2014). Se ha acordado una atención especial a la obtención de un material iconográfico fotográfico considerable.

Abreviaturas utilizadas: l, longitud del ovipositor; L, longitud total del cuerpo; la, longitud de la pieza apical; lb, longitud de la pieza basal; Pa, longitud de los parámeros; Ph, longitud de la falobase.

Resultados y DiscusiónTOP

En resumen, consideramos que el complejo Alphasida castellana está constituido por cuatro especies: A. candeledana nov. sp., A. gredosana nov. sp., A. robledana nov. sp. y A. castellana. Esta última formada por tres subespecies: A. castellana castellana, A. castellana bejarana nov. ssp. y A. castellana piedralavesana nov. ssp.

La utilización del término “complejo supra-específico” no conlleva ningún sentido nomenclatural pero refleja la similitud morfológica existente entre las especies y subespecies constituyentes con respecto al resto de las especies del género.

Clave de identificación del complejo Alphasida castellana

1 Punteado pronotal fino, más o menos impreso y en general poco denso, sobre todo en el disco, la distancia entre los puntos 2 a 3 veces mayor que el diámetro de éstos; los bordes de los márgenes protorácicos finos y poco marcados 2
- Punteado pronotal mediano, fuerte y denso, la distancia entre los puntos, en general, similar al diámetro de los mismos; los bordes de los márgenes protorácicos finos o gruesos y más o menos marcados 5
2 Márgenes laterales del pronoto punteados, muy estrechos y algo levantados en sus dos tercios anteriores, más anchos y aplanados en el tercio posterior, los ángulos resultantes en general deprimidos. Costulación elitral en general bien perceptible formada por cuatro pliegues costiformes principales, acortados en sus dos extremos, y dos secundarios, menos aparentes; la escultura tegumentaria de los élitros formada por una granulación fina, irregular y dispersa, entremezclada con un punteado fino y disperso, más patente en el disco; el edeago moderadamente alargado presenta un endofalo poco ensanchado en la base y más o menos aplastado lateralmente en su mitad distal, que es de contorno falciforme y se termina en una punta aguda; ovipositor moderadamente alargado y con la pieza apical de silueta dorso-ventral rectilínea, nada sinuosa. Especie frecuente en las provincias de Madrid, Ávila y Salamanca A. castellana castellana Graells
- Márgenes laterales del pronoto punteados, estrechos y algo levantados en toda su longitud, los ángulos posteriores nada deprimidos 3
3 Escultura tegumentaria elitral muy fuerte, rugosa, formada por una gruesa granulación de aspecto tuberculiforme, moderadamente densa, sin apenas punteado asociado. Costulación elitral formada por cuatro o cinco pliegues muy irregulares y poco definidos. Ovipositor bastante corto y fuerte, con la pieza apical de contorno dorso-ventral claramente bisinuado, las extremidades de los coxitos apicales algo divergentes. Originaria de Robledo de Chavela (Madrid). Este taxón, con una localización geográfica rodeada de zonas donde existe la forma tipo-nominal y con características peculiares en su genitalia femenina, debe merecer un estatus de especificidad; el problema queda pendiente de obtener más ejemplares para estudio A. robledana nov. sp.
- Esculturas tegumentarias elitrales muy atenuadas, formadas por una costulación poco marcada, siempre menor que en la especie tipo-nominal, el fondo cubierto de una fina granulación bastante dispersa, entremezclada de un punteado fino y poco denso. Ovipositor alargado y con la pieza apical de contorno dorso-ventral prácticamente recto, las extremidades de los coxitos apicales nada divergentes 4
4 Pronoto con los bordes frecuentemente algo sinuosos cerca de las extremidades, sobre todo hacia atrás, lo que condiciona unos ángulos posteriores con tendencia a ser algo divergentes. La escultura tegumentaria elitral muy poco marcada, la granulación pequeña y muy dispersa y el punteado ocupando la zona discal y sutural. Forma propia de la Sierra de Candelario, cerca de Béjar (Salamanca) A. castellana bejarana nov. ssp.
- Pronoto con los bordes en curva regular, a veces algo paralelos en la parte posterior, pero en cualquier caso con los ángulos posteriores siempre entrantes. La escultura tegumentaria elitral es igualmente muy poco impresa y está formada por un punteado fino y disperso acompañado de una fina granulación dispersa poco extendida, centrada sobre todo en las declividades. Forma de distribución limitada a la comarca de Piedralaves en la provincia de Ávila A. castellana piedralavesana nov. ssp.
5 Márgenes laterales del pronoto granulosos, moderadamente estrechos, con los bordes en curva regular, uniformemente levantados, lisos y brillantes y más o menos engrosados, los ángulos posteriores siempre entrantes. Costulación elitral poco señalada, sobre todo en el macho, la escultura tegumentaria de los élitros formada por una granulación algo alargada, medianamente fina, muy densa y acompañada de un punteado casi inapreciable; el edeago corto y fuerte con un endofalo muy corto y robusto de ápex anchamente redondeado. Especie distribuida en el Valle del Tiétar entre Candeleda (Ávila) y Jaraíz de Vega (Cáceres) A. candeledana nov. sp.
- Márgenes laterales del pronoto punteado-granulosos, claramente estrechos, de bordes no engrosados, ligeramente sinuosos hacia las extremidades, sobre todo hacia atrás, lo que condiciona unos ángulos posteriores algo divergentes; en la línea media pronotal se observa con frecuencia una estrecha banda lisa, más patente en la mitad posterior. Costulación elitral poco aparente; cuando es visible aparece reducida a cuatros pliegues principales y un solo secundario; a la base de lo que representaría la segunda costilla se observa casi constantemente una corta elevación de 1 mm formada por una acumulación de gránulos tuberculiformes; la escultura tegumentaria de los élitros presenta muy escaso componente granuloso, que en gran parte está remplazado por un punteado disperso bien patente; el edeago es algo más alargado que en la especie precedente y presenta un endofalo afilado en su extremidad y más o menos aplastado lateralmente en su mitad distal. La especie se distribuye por la provincia de Ávila, en la región de Angostura de Tormes, subida al Circo de Gredos y Hoyos del Espino A. gredosana nov. sp.

CATÁLOGO COMENTADO DE LAS ESPECIES Y SUBESPECIES

Alphasida (Glabrasida) castellana castellana Graells, 1858 (Figs. 2, 8A, 9A, 10)

Asida castellana Graells, 1858: 69

Asida (Glabrasida) castellana Graells: Escalera, 1923: 84

Glabrasida castellana (Graells): Viñolas & Cartagena, 2005: 157

LOCUS TYPICUS: Valle de Amblés (Ávila) según la descripción original (Graells, 1858) y de acuerdo con el artículo 73.2.3 del Código Internacional de Nomenclatura Zoológica (ICZN, 1999); después de la designación de Neotipo que sigue, la localidad tipo es “Puerto del Pico” (Ávila), de acuerdo con el artículo 76.2 del Código (ICZN, 1999).

MATERIAL ESTUDIADO: En el MNCN de Madrid se han estudiado dos series, de 75 y 21 ejemplares de ambos sexos, en su mayoría procedentes de la colección de Escalera, colectados en diversas localidades de las provincias de Ávila, Madrid y, probablemente, Segovia: Navacepedilla, Sierra Serrota, Navarredonda, Puerto de Chía, Menga, Sierra del Barco y Peñalara.

A ellas se agrega una pequeña serie de 4♂ y 2♀ colectada por Mario García-París en el Puerto de Piedra Negra (Ávila) el 7.V.2007.

En la colección CJP de Madrid: 16 ejemplares (9♂ y 7♀) colectados por Jesús Plaza en Barajas (Ávila) (6 ♂ y 5 ♀), Navarredonda de Gredos (Ávila) (1 ♂), Segunda Plataforma de Gredos (Ávila) (1 ♂ y 1 ♀), Villaviciosa de Odón (Madrid) (1 ♂) y El Pardo (Madrid) (1 ♂).

La colección JCM cuenta con 15 ejemplares (10 ♂ y 5 ♀), 4 de ellos colectados en el Puerto de Menga (Ávila) por V. Ortuño (1♂, 2-V-1985) y por A. del Saz (2♂ y 1♀, 1-V-1986), 4 ejemplares en el Puerto de la Piedra Negra por A. del Saz (2♂ y 2♀, 18-IV-1987), el resto en los alrededores de Navarredonda de Gredos por A. Viñolas (5♂ y 2♀, 8-V-1983).

La CA guarda 6 ejemplares, todos ellos ♂, colectados en la provincia de Ávila por J. Plaza en los años 1982 y 1984.

Especímenes aislados en MNHN y CJF.

Fig. 2.Alphasida (Glabrasida) castellana castellana: A, habitus del Neotipo ♂, MNCN_Ent 88921; B, habitus de una ♀; C, vista lateral del edeago completo, vista dorsal de la pieza principal (parámeros y falobase) y del endofalo; D, ovipositor en vista dorsal; E, F, G, vistas dorsal, lateral y ventral de la pieza apical del ovipositor.
Fig. 2.Alphasida (Glabrasida) castellana castellana: A, habitus of male Neotypus; B, habitus of a female; C, Aedeagus in lateral view, the same, disassembled, in dorsal view; D, ovipositor in dorsal view; E, F, G. apical part of the ovipositor in dorsal, lateral and ventral views.

 

La búsqueda del material tipo de Graells en las instituciones que hubiesen podido conservarlo, ha sido infructuosa. Ya posiblemente Cobos llegó a considerar desaparecido dicho material, cuando en los años 80 del pasado siglo decidió designar un Neotypus de la especie. Su publicación no tuvo lugar. Por nuestra parte, consideramos que, en la situación taxonómica actual, es fundamental e indispensable la designación de un Neotipo, de acuerdo con las normas establecidas en el Código (Artículo 75). Para ello se ha estudiado el material histórico conservado en el MNCN y así se ha escogido el espécimen designado a continuación, que es justamente uno de los que habían sido elegidos por Cobos, ya que está en excelente estado de conservación y se acomoda de manera notable a la descripción original.

DESIGNACIÓN DE NEOTYPUS DE ASIDA CASTELLANA GRAELLS

Designamos aquí Neotipo ♂ al ejemplar identificado por una etiqueta blanca impresa: Puerto del Pico (Ávila), VI-1909. Exp del Museo; etiqueta roja impresa: Neotypus A. Cobos; etiqueta blanca manuscrita: Glabrasida castellana ssp. castellana (Graells) Neotypus A. Cobos det. 1986; etiqueta roja impresa: Neotypus de Asida castellana Graells, 1858 Pérez-Vera & Ávila des. 2015; etiqueta gris impresa MNCN_Ent 88921. Conservado en el MNCN de Madrid.

DESCRIPCIÓN: NEOTIPO (Fig. 2A), ejemplar ♂, largo 11 mm, anchura máxima del pronoto 5,5 mm, anchura máxima de los élitros 6,5 mm; cuerpo negro, mate dorsalmente, moderadamente brillante en la cara ventral. Cabeza algo más ancha que larga, cubierta de un punteado mediano poco denso, bien marcado, uniforme; surco clipeofrontal bien señalado, genas salientes, no anguladas con el clípeo; antenas cortas, sobrepasando hacia atrás solo un poco la mitad del protórax, los segmentos 4° al 9° ligeramente más largos que anchos, el 10° transversal. Pronoto poco transverso, 1,72 más ancho que largo en el medio, el borde anterior fuertemente escotado en arco de círculo, pestañoso; bordes laterales en curva más pronunciada hacia delante, determinando unos ángulos anteriores agudos y muy ligeramente divergentes a causa de una casi imperceptible sinuosidad preapical, que en este ejemplar no se manifiesta hacia atrás, por lo que los ángulos posteriores aparecen entrantes; borde posterior bastante truncado con el lóbulo apenas marcado; disco cubierto por un fino punteado redondo, disperso, que se hace más fuerte y algo más denso hacia los lados y en particular sobre los márgenes; éstos, estrechos, con el borde ligeramente levantado en los dos tercios anteriores y con el ángulo posterior ensanchado, plano y deprimido. Los élitros ovales, con la mayor anchura en la mitad anterior, moderadamente convexos, con seis pliegues costiformes bien definidos, algo brillantes, sobre un fondo finamente granuloso, mate, que se acompaña de escasos puntos en la zona discal. El edeago (Fig. 2C) presenta los parámeros algo más pequeños que la falobase (Ph/Pa = 1,21) y el endofalo, moderadamente ensanchado a la base, aplastado lateralmente en su mitad distal, donde sus alas ventrales tienen un aspecto falciforme, y se termina en una punta fina.

Las hembras (Fig. 2B), presentan un cuerpo de talla superior, más ancho y convexo, las antenas algo más cortas; el pronoto más transverso con la anchura máxima más cerca de la base, los ángulos posteriores más frecuentemente divergentes; el diente apical de las protibias considerablemente más desarrollado.

El ovipositor (Fig. 2D) de 7,6 mm de largo, presenta un índice L/l = 1,64; el índice lb/la = 3,28. La sinuosidad del borde dorsal de los paraprocta se sitúa en la mitad proximal de la pieza basal; la extremidad de los paraproctos es poco oblicua; la extremidad de los epicolpos regularmente redondeada, con la superficie bastante lisa; la pieza apical (Figs. 2E-G, 8A) es de silueta dorso-ventral rectilínea; la fossa analis ojival de fondo hendido en su parte distal, los sclerites vulvaris laterales normalmente esclerosados; los coxita dorsolateralia con la pars basalis lisa en su borde dorsal y con fuerte punteado provisto de sedas sensoriales en su parte lateral; la pars intermediana rugosa con granulado piloso y la pars distalis lisa, normalmente esclerosada; los coxita apicalia presentan el area dorso-apicalis acanalada, con un punteado fino y disperso sobre un fondo brillante, las extremidades no divergentes; la pars lateralis lisa con algunos puntos a lo largo del borde externo; la fossula gonostyloidis, con algunas setae apicalis aglutinadas; el area ventriapicalis acanalada con cuatro o cinco gruesos puntos pilíferos y el area intercoxitalis con una corta fila de tricobotrios a cada lado de la sutura mediana; el scleritus vulvaris medianus es grande y claramente perceptible.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA: Parte occidental de la Comunidad de Madrid, provincia de Ávila y sureste de la provincia de Salamanca (Fig. 10).

COMENTARIOS: La sinuosidad preapical de los bordes laterales del pronoto, sobre todo hacia atrás, es un detalle que de manera variable aparece en ciertas formas del complejo castellana, lo que condiciona que en ocasiones los ángulos pronotales, en particular los posteriores, sean más o menos divergentes. Aunque Graells no hizo mención específica de ello en su descripción original, sí lo puso muy claramente en evidencia en los dibujos (Fig. 1) que acompañaron su publicación (Graells, 1858: Lam. III fig. 8 y Lam. VII fig. 4). Esta característica aparece, con una frecuencia variable, solamente en la subespecie castellana castellana, en la subespecie castellana bejarana y en gredosana, estando ausente en los taxones restantes. Paradójicamente, su menor frecuencia corresponde a la subespecie tipo-nominal, en la que más del 95% de los ejemplares presentan los ángulos pronotales posteriores entrantes. Por el contrario, en la subespecie bejarana y en la especie gredosana este carácter es dominante. Por esta razón, nos ha parecido lógico que éste carácter no esté presente en el Neotipo designado.

Alphasida (Glabrasida) castellana bejarana nov. ssp. (Figs. 3, 8B, 9B, 10)

Fig. 3.Alphasida (Glabrasida) castellana bejarana nov. ssp.: A, habitus del Holotipo ♂, MNCN_Ent 88914; B, habitus del Paratipo ♀ MNCN_Ent 88915; C, vista lateral del edeago completo, vista dorsal de la pieza principal (parámeros y falobase) y del endofalo; D, ovipositor en vista dorsal; E, F, G, vistas dorsal, lateral y ventral de la pieza apical del ovipositor.
Fig. 3.Alphasida (Glabrasida) castellana bejarana nov. ssp.: A, habitus of male Holotypus; B, habitus of a female Paratypus; C, Aedeagus in lateral view, the same, disassembled, in dorsal view; D, ovipositor in dorsal view; E, F, G. apical part of the ovipositor in dorsal, lateral and ventral views.

 

http://lsid:zoobank.org:act:D9E3038C-20D2-4148-8DE4-0D260E3EEEA0

LOCUS TYPICUS: Candelario (Salamanca).

MATERIAL TIPO: Holotipo ♂: Etiqueta blanca manuscrita: Candelario. A. (Glabrasida) castellana bejarana in litt. Paratypus. A. Cobos; etiqueta roja impresa: Holotypus de Alphasida (Glabrasida) castellana bejarana nov. ssp. Pérez-Vera & Ávila det. 2015; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 88914. Conservado en el MNCN de Madrid.

PARATIPOS: En el MNCN de Madrid: 20 (9♂ y 11♀); 1♀: Etiqueta blanca manuscrita: Candelario. A. (Glabrasida) castellana bejarana in litt. Paratypus. A. Cobos; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 88915; en Col. JCM: 16 ejemplares (8♂ y 8♀): Etiqueta blanca impresa: Candelario (Salamanca) 1.V.1987, A. del Saz leg; en Col. CA: 1♂ y 2♀: etiqueta blanca impresa: Calvitero, 2400 m, Sierra de Candelario (Salamanca), 21.VIII.1991, Bastazo y Vela leg. Todos han recibido etiqueta roja impresa: Paratypus de A. (Glabrasida) castellana bejarana nov. ssp. Pérez-Vera & Ávila det. 2015.

DESCRIPCIÓN: La talla de los ♂♂ es de 11,5 a 14 mm (media 12,31) y la de las ♀♀ de 13 a 14,5 (media 13,9), bastante similar a la observada en la subespecie tipo. Las diferencias fundamentales entre éste taxón (Fig. 3A) y la subespecie tipo son: a nivel del pronoto, los ángulos posteriores no están deprimidos, sino realzados ligeramente como el resto del margen lateral; la sinuosidad preapical de los bordes laterales del pronoto es un carácter dominante de la subespecie; a nivel de los élitros (Fig. 9B), la costulación es en general menos regular y menos señalada y la escultura tegumentaria presenta un punteado fino y disperso dominante, la granulación mucho menos importante, casi desaparecida del disco y limitada a las zonas más declives. El edeago (Fig. 3C), de 3,6 mm, es similar al de la especie tipo-nominal (Ph/Pa = 1,2), el endofalo con las alas ventrales de la mitad distal más o menos falciformes, variablemente aplastado en sentido transversal y aguzado en la extremidad.

La hembra (Fig. 3B), de talla superior, más ancha y más convexa que el macho, presenta las mismas características diferenciales que éste. El ovipositor (Fig. 3D) de 6,5 mm de largo, presenta un índice L/l = 1,73; el índice lb/la = 2,37. La sinuosidad del borde dorsal de los paraprocta se sitúa en la mitad de la pieza basal; la extremidad de los paraprocta es bastante oblicua; la extremidad de los epicolpos redondeada y oblicua hacia afuera, con la superficie punteada en la mitad externa; la pieza apical (Figs. 3E-G, 8B) es de silueta dorso-ventral rectilínea; la fossa analis ojival de fondo hendido en su parte distal, los sclerites vulvaris laterales esclerosados; los coxita dorsolateralia con la pars basalis lisa en el borde dorsal y con punteado disperso y algunas sedas sensoriales en su parte lateral; la pars intermediana rugosa con granulado piloso y la pars distalis normalmente esclerosada; los coxita apicalia presentan el area dorsoapicalis acanalada, casi lisa, las extremidades nada divergentes; la pars lateralis lisa; la fossula gonostyloidis, con algunas setae apicalis aglutinadas; el area ventriapicalis casi plana con una fila de punteado visible y el area intercoxitalis con una sola fila de tricobotrios a cada lado de la sutura mediana; el scleritus vulvaris medianus es claramente perceptible.

ETIMOLOGÍA: La subespecie recibe su nombre de la localidad de Béjar (Salamanca), próxima de su zona de dispersión, conservando el apelativo propuesto por A. Cobos.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA: Es la forma típica de la Sierra de Candelario en la provincia de Salamanca, al sur de la localidad de Béjar (Fig. 10).

Alphasida (Glabrasida) castellana piedralavesana nov. ssp. (Figs. 4, 8C, 9C, 10)

Fig. 4.Alphasida (Glabrasida) castellana piedralavesana nov. ssp.: A, habitus del Holotipo ♂, MNCN_ Ent 88909; B, habitus del Paratipo ♀, MNCN_Ent 88910; C, vista lateral del edeago completo, vista dorsal de la pieza principal (parámeros y falobase) y del endofalo; D, ovipositor en vista dorsal; E, F, G, vistas dorsal, lateral y ventral de la pieza apical del ovipositor.
Fig. 4.Alphasida (Glabrasida) castellana piedralavesana nov. ssp.: A, habitus of male Holotypus; B, habitus of a female Paratypus; C, Aedeagus in lateral view, the same, disassembled, in dorsal view; D, ovipositor in dorsal view; E, F, G. apical part of the ovipositor in dorsal, lateral and ventral views.

 

http://lsid:zoobank.org:act:355D78D6-C740-4FCD-A5D6-A0F561A1C3EF

LOCUS TYPICUS: Piedralaves (Ávila).

MATERIAL TIPO: Holotipo ♂: etiqueta blanca manuscrita: Piedralaves (Ávila) 30.V.1927 [Escalera]; etiqueta blanca manuscrita: Alphasida (Glabrasida) castellana piedralavesana in litt. Holotypus. A. Cobos det. 1986; etiqueta roja impresa: Holotypus de Alphasida (Glabrasida) castellana piedralavesana Pérez-Vera & Ávila det. 2015; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 88909. Conservado en el MNCN de Madrid.

Paratipos: En el MNCN: 1♀: etiqueta blanca manuscrita: Piedralaves (Ávila) 30.V.1927 [Escalera]; etiqueta blanca manuscrita: Alphasida (Glabrasida) castellana piedralavesana in litt. Allotypus. A. Cobos det. 1986; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 88910; en Coll. JCM: 5 ejemplares (4♂ y 1♀): etiqueta blanca impresa: Pto. de Mijares, 1570 m, entre 1986 y 1988, A. del Saz leg; en coll. CA: 4 ejemplares (2♂ y 2♀): etiqueta blanca impresa: Pto. de Mijares, 1570 m, entre 1986 y 1988, A. del Saz leg. Todos los Paratipos han recibido etiqueta roja impresa: Paratypus de Alphasida (Glabrasida) castellana piedralavesana Pérez-Vera & Ávila det. 2015.

DESCRIPCIÓN: La talla de los machos es de 11 a 13 mm (media 12 mm), la de las hembras de 12 a 14,2 mm (media 13 mm). Las características más remarcables de la subespecie son: al nivel del pronoto los ángulos pronotales posteriores no deprimidos y nada divergentes (Fig. 4A), en todos los casos, entrantes, aunque con frecuencia, con los lados poco convergentes, el tercio posterior de los bordes pronotales casi paralelos, sobre todo en las hembras (Fig. 4B); al nivel de los élitros (Fig. 9C), la costulación aparece en general bastante atenuada y la escultura tegumentaria del fondo presenta un componente granular muy escaso y disperso, remplazado por puntos en la mayor parte de la superficie.

El edeago (Fig. 4C) es bastante semejante al de la subespecie tipo-nominal, quizás el que presenta una forma general más alargada (Ph/Pa = 1,25) con la falobase más larga.

El ovipositor (Fig. 4D) de 6,7 mm de largo, presenta un índice L/l = 1,94; el índice lb/la = 3,26. La sinuosidad del borde dorsal de los paraprocta se sitúa en la mitad distal de la pieza basal; la extremidad de los paraprocta es bastante oblicua; la extremidad de los epicolpos regularmente redondeada y de superficie lisa; la pieza apical (Figs. 4E-G, 8C) de silueta dorso-ventral casi rectilínea, muy ligeramente convergente hacia el ápex; la fossa analis ojival con el fondo hendido en su parte distal, los sclerites vulvaris laterales normalmente esclerosados; los coxita dorsolateralia con la pars basalis lisa en el borde dorsal y con punteado disperso y algunas sedas sensoriales en su parte lateral; la pars intermediana rugosa con granulado piloso y la pars distalis normalmente esclerosada, lisa; los coxita apicalia presentan el area dorsoapicalis bastante aplanada, casi lisa, las extremidades algo convergentes; la pars lateralis lisa con algunos puntos pilosos sensoriales a lo largo de la extremidad de su borde dorsal; la fossula gonostyloidis, con algunas setae apicalis aglutinadas; el area ventriapicalis acanalada con una fila de puntos pilosos y el area intercoxitalis muy estrecha y sin elementos sensoriales perceptibles; el scleritus vulvaris medianus es claramente manifiesto.

ETIMOLOGÍA: La subespecie debe su nombre a la localidad de Piedralaves (Ávila) en cuya proximidad fue colectada originalmente, respetando al mismo tiempo la apelación propuesta por A. Cobos.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA: Ésta subespecie se encuentra en los alrededores de Piedralaves y en el vecino Puerto de Mijares en la provincia de Ávila (Fig. 10).

Alphasida (Glabrasida) robledana nov. sp. (Figs. 5, 8D, 9D, 10)

Fig. 5.— A, habitus del ♂ de Alphasida (Glabrasida) suarezi in litt. = Alphasida (Glabrasida) candeledana nov. sp.; C, vista dorsal de la pieza principal del edeago (parámeros y falobase) y del endofalo; B, habitus del Holotipo ♀ MNCN_Ent 88918 de Alphasida (Glabrasida) robledana nov. sp.; D, ovipositor en vista dorsal; E, F, G, vistas dorsal, lateral y ventral de la pieza apical del ovipositor.
Fig. 5.— A, habitus of male Alphasida (Glabrasida) suarezi in litt. = Alphasida (Glabrasida) candeledana; C, aedeagus disassembled, in dorsal view; B, habitus of female Holotypus of Alphasida (Glabrasida) robledana nov. sp.; D, ovipositor in dorsal view; E, F, G, apical part of the ovipositor in dorsal, lateral and ventral views.

 

http://lsid:zoobank.org:act:9C78C8F0-467C-4C7C-AD43-C488F404AEB2

LOCUS TYPICUS: Robledo [de Chavela] (Madrid).

MATERIAL TIPO: Holotipo ♀: etiqueta blanca manuscrita: Robledo [de Chavela] Madrid. A. (Glabrasida) castellana robledana in litt. Holotypus. A. Cobos; etiqueta roja impresa: Holotypus de Alphasida (Glabrasida) robledana nov. sp. Pérez-Vera & Ávila det. 2015; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 88918. Conservado en el MNCN de Madrid.

DESCRIPCIÓN: La característica fundamental de esta especie se sitúa a nivel de los élitros (Figs. 5B, 9D), cuya costulación se ve remplazada por una serie de cuatro a cinco pliegues longitudinales muy irregulares recubiertos por una gruesa granulación irregular de tipo tuberculoide.

El ovipositor (Fig. 5D), de 6,5 mm de largo, presenta un índice L/l = 1,9; el índice lb/la = 2,5. La sinuosidad del borde dorsal de los paraprocta en la mitad de la pieza basal; la extremidad de los paraproctos bastante oblicua; la extremidad de los epicolpos regularmente redondeada y de superficie prácticamente lisa; la pieza apical (Figs. 5E-G, 8D) de silueta dorso-ventral sinuosa; la fossa analis ojival de fondo hendido en su parte distal, los sclerites vulvaris laterales medianamente esclerosados; los coxita dorsolateralia presentan la pars basalis con un finísimo punteado disperso y algunas sedas sensoriales; la pars intermediana en triangulo muy alargado hacia la base, rugosa con granulado piloso y la pars distalis poco esclerosada; los coxita apicalia presentan el area dorsoapicalis acanalada, finamente rugosa y poco brillante, las extremidades algo divergentes; la pars lateralis finamente estriada longitudinalmente; la fossula gonostyloidis, con escasas setae apicalis aglutinadas; el area ventriapicalis casi plana sin punteado visible y las areae basalis e intercoxitalis con muy escaso punteado sensorial: una sola fila de escasos tricobotrios en ésta última, que es bastante estrecha; el scleritus vulvaris medianus es poco perceptible.

ETIMOLOGÍA: La especie conserva la apelación toponímica propuesta por A. Cobos para el ejemplar único procedente de Robledo de Chavela en la provincia de Madrid.

COMENTARIOS: El ejemplar hembra de 12,5 mm, único representante de la especie, podría haber sido simplemente ignorado, pero las interesantes características morfológicas de su habitus y las diferencias considerables del ovipositor en comparación con los demás componentes del complejo, nos han parecido justificar su descripción como especie.

Alphasida (Glabrasida) candeledana nov. sp. (Figs. 6, 8E, 9E, 10)

Fig. 6.Alphasida (Glabrasida) candeledana nov. sp.: A, habitus del Holotipo ♂, MNCN_Ent 88919; B, habitus del Paratipo ♀, MNCN_Ent 88894; C, vista lateral del edeago completo, vista dorsal de la pieza principal (parámeros y falobase) y del endofalo; D, ovipositor en vista dorsal; E, F, G, vistas dorsal, lateral y ventral de la pieza apical del ovipositor.
Fig. 6.Alphasida (Glabrasida) candeledana nov. sp.: A, habitus of male Holotypus; B, habitus of the female Paratypus; C, aedeagus in lateral view, the same, disassembled, in dorsal view; D, ovipositor in dorsal view; E, F, G. apical part of the ovipositor in dorsal, lateral and ventral views.

 

http://lsid:zoobank.org:act:B87CDD56-C2AD-424E-B9C2-8D70C2A35AC7

LOCUS TYPICUS: Candeleda (Ávila).

MATERIAL TIPO: Holotipo ♂: etiqueta blanca impresa: Candeleda, 5.6.1942 Escalera; etiqueta blanca manuscrita: A. (Glabrasida) castellana ssp candeledana in litt. Paratypus A. Cobos; etiqueta roja impresa: Holotypus de Alphasida (Glabrasida) candeledana nov. sp. Pérez-Vera & Ávila det. 2015; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 88919. Conservado en el MNCN de Madrid.

Paratipos: En el MNCN de Madrid: 28 ejemplares de ambos sexos: 1♀: etiqueta blanca impresa: Candeleda, 5.1941 Escalera; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 88894; 1♂ etiqueta blanca manuscrita: Jaraíz de la Vera (Cáceres) Sierra de Bernabé, Piornal de Tormento, 17.VI.1978, J. Suarez coll.; etiqueta blanca manuscrita: A. (Glabrasida) castellana suarezi Cobos in litt; 24 ejemplares de ambos sexos colectados en la Dehesa del Rincón y en el Puerto del Pico (Candeleda) entre 1929 y 1941, Escalera leg. Todos ellos han recibido etiqueta roja impresa: Paratypus de Alphasida (Glabrasida) candeledana nov. sp. Pérez-Vera & Ávila det. 2015

DESCRIPCIÓN: Holotipo ♂ (Fig. 6A): Largo 12,5 mm; anchura máxima del pronoto en el centro 6,17 mm; anchura máxima de los élitros en su mitad anterior 6,66 mm; cuerpo oval, alargado, poco convexo, de color negro, mate sobre su cara dorsal y de un brillo sedoso en su cara ventral. Las antenas y los palpos color marrón-rojizo oscuro. Cabeza ancha, recubierta de un punteado mediano fuerte y denso, más fino en la frente, algo mayor y más disperso sobre el clípeus; el surco clípeo-frontal poco profundo; las genas redondeadas formando un ángulo obtuso con el clípeus, que es de contorno redondeado, no escotado en el centro; las antenas más bien cortas, llegando apenas al tercio posterior del pronoto, los antenómeros 3° al 9° más largos que anchos, solo el 10° transverso y el 11° diminuto y esférico. El mentón, bastante ancho en su borde anterior, que es estrechamente escotado en el centro, está cubierto de un fuerte punteado piloso.

Pronoto moderadamente transverso, 1,77 veces más ancho que largo centro, con su anchura máxima en el medio; el borde anterior escotado en arco de círculo, entera y fuertemente rebordeado; los bordes laterales gruesos y lisos, en curva regular más convergente hacia delante que hacia atrás; el borde basal no rebordeado, prácticamente truncado en el centro con el lóbulo mediano casi inexistente; los ángulos pronotales, tanto los anteriores como los posteriores, rectos y nada redondeados, entrantes y no deprimidos; el disco de convexidad regular y moderada está cubierto por un fuerte punteado mediano, uniformemente denso pero no confluente; en la línea mediana se observa, sobre todo en la mitad posterior, una estrecha banda lisa; los márgenes pronotales, no muy estrechos (23 % de la anchura total), son bastante regulares, no muy estrechados hacia delante y tampoco muy explanados hacia atrás; están recubiertos de una granulación moderadamente densa y sus bordes exteriores gruesos están regularmente levantados de delante a atrás; la cara ventral presenta las propleuras de fondo liso y brillante, ligeramente estriadas longitudinalmente, con una fina granulación muy dispersa; el prosterno, finamente rebordeado está cubierto por un punteado rasposo bastante más denso.

Los élitros (Fig. 9E), poco convexos, son de contorno oval, con la base ligeramente más ancha que la base del pronoto; el escutelo ancho, con el ángulo posterior obtuso; los húmeros, algo obtusos con un fino reborde levantado, que se continua hasta el ápex; la costulación es muy poco manifiesta; se pueden adivinar cuatro pliegues principales apenas perceptibles que no llegan ni a la base ni a la extremidad posterior, y quizás dos otros pliegues secundarios de las mismas características; la superficie está cubierta por una granulación más gruesa y algo alargada, bastante dispersa, mezclada con otra granulación irregular, más fina y mucho más densa; el componente puntiforme prácticamente ausente. En la cara ventral, las epipleuras presentan una granulación fina y regular, poco densa; los esternitos abdominales con un punteado rasposo pubescente, poco denso, la pilosidad, corta y tendida, bastante caediza. Las patas, normales, presentan en los bordes internos de las meso y metatibias, los correspondientes cepillos pilosos; las protibias con un diente apical externo bien desarrollado.

El edeago (Fig. 6C) es bastante corto y robusto; los parámeros y la falobase casi de la misma longitud (Ph/Pa = 1,15), con la convexidad ventral bien pronunciada; el endofalo muy corto y robusto, apenas ensanchado a la base y casi cilíndrico con la extremidad gruesa y redondeada.

Las hembras (Fig. 6B) de talla ligeramente superior (Largo medio 13,1 mm) presentan un dimorfismo sexual patente, con el cuerpo más ancho y bastante más convexo. Las antenas son algo más cortas y finas. El pronoto es más transversal (anchura máxima algo detrás del medio / largo en el centro = 1,9), algo más convexo en el disco y con los ángulos posteriores un poco agudos y más prolongados hacia atrás que en el macho. Las esculturas del pronoto son por su parte similares en ambos sexos. Los élitros, netamente más convexos, tanto en sentido transversal como longitudinal, ofrecen en general una costulación ligeramente más marcada que en los machos. Las protibias con un diente apical mucho más desarrollado que en el macho.

El ovipositor (Fig. 6D), de 6,5 mm de largo, presenta un índice L/l = 2,07; el índice lb/la = 3,04. La sinuosidad del borde dorsal de los paraprocta se sitúa en la mitad de la pieza basal; la extremidad de los paraproctos es bastante oblicua; la extremidad de los epicolpos redondeada con la mitad externa algo oblicua y de superficie prácticamente lisa; la pieza apical (Figs. 6E-G, 8E) es de silueta dorso-ventral más o menos sinuosa; la fossa analis ojival de fondo hendido en su parte distal, los sclerites vulvaris laterales normalmente esclerosados; los coxita dorsolateralia con una pars basalis corta, lisa en su cara dorsal y con fuerte punteado en la cara lateral provisto de sedas sensoriales; la pars intermediana en triangulo muy alargado hacia la base, rugosa con granulado piloso y la pars distalis lisa, normalmente esclerosada; los coxita apicalia presentan el area dorso-apicalis poco acanalada, finamente rugosa y poco brillante, las extremidades algo divergentes; la pars lateralis lisa con finos puntos pilíferos en el borde dorsal; la fossula gonostyloidis, con escasas setae apicalis aglutinadas; el area ventriapicalis casi plana sin punteado visible en la mitad distal y con una fila de puntos provistos de sedas sensoriales en la mitad basal, prolongada sobre la estrecha area intercoxitalis; el scleritus vulvaris medianus bien perceptible.

ETIMOLOGÍA: El nombre de la especie hace referencia a la localidad de Candeleda (Ávila) donde se colectaron los ejemplares originales, manteniendo la apelación propuesta por Escalera.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA (FIG. 10): La especie parecía estar localizada en la comarca de Candeleda, al sur de la Sierra de Gredos en la provincia de Ávila, de donde procede la numerosa serie típica, colectada durante un largo periodo por Escalera y Cobos. A finales de los años 70, J. Suarez colectó un ejemplar ♂ en las proximidades de Jaraíz de la Vera, en la provincia de Cáceres, que fue etiquetado por A. Cobos como A. castellana ssp suarezi y que es asimilable, como hemos indicado antes, a la especie A. candeledana. Esto extiende el área de distribución de la especie a la zona septentrional del valle del rio Tiétar, entre Candeleda (Ávila) y Jaraíz de la Vega (Cáceres).

Alphasida (Glabrasida) gredosana nov. sp. (Figs. 7, 8F, 9F, 10)

Fig. 7.Alphasida (Glabrasida) gredosana nov. sp.: A, habitus del Holotipo ♀, MNCN_Ent 152063; B, habitus del Paratipo ♀ MNCN_Ent 92653; C, vista lateral del edeago completo, vista dorsal de la pieza principal (parámeros y falobase) y del endofalo; D, ovipositor en vista dorsal; E, F, G, vistas dorsal, lateral y ventral de la pieza apical del ovipositor.
Fig. 7.Alphasida (Glabrasida) gredosana nov. sp.: A, habitus of male Holotypus; B, habitus of a female Paratypus; C, Aedeagus in lateral view, the same, disassembled, in dorsal view; D, ovipositor in dorsal view; E, F, G. apical part of the ovipositor in dorsal, lateral and ventral views.

 

Fig. 8.— Dibujos en vistas dorsal, lateral y ventral de la pieza apical del ovipositor: A, A. castellana castellana; B, A. castellana bejarana nov. ssp.; C, A. castellana piedralavesana nov. ssp.; D, A. robledana nov. sp.; E, A. candeledana nov. sp.; F, A. gredosana nov. sp.
Fig. 8.— Drawing of the apical part of the ovipositor in dorsal, lateral and ventral views: A, A. castellana castellana; B, A. castellana bejarana nov. ssp.; C, A. castellana piedralavesana nov. ssp.; D, A. robledana nov. sp.; E, A. candeledana nov. sp.; F, A. gredosana nov. sp.

 

Fig. 9.— Esculturas tegumentarias (élitro izquierdo): A, A. castellana castellana; B, A. castellana bejarana nov. ssp.; C, A. castellana piedralavesana nov. ssp.; D, A. robledana nov. sp.; E, A. candeledana nov. sp.; F, A. gredosana nov. sp.
Fig. 9.— Tegumentary sculpture (left elytron): A, A. castellana castellana; B, A. castellana bejarana nov. ssp.; C, A. castellana piedralavesana nov. ssp.; D, A. robledana nov. sp.; E, A. candeledana nov. sp.; F, A. gredosana nov. sp.

 

Fig. 10.— Distribución geográfica del complejo A. castellana: estrella roja, A. castellana castellana; estrella amarilla, A. castellana bejarana n. ssp.; estrella verde, A. castellana piedralavesana n. ssp.; cruz azul, A. robledana n. sp.; triángulo azul, A. candeledana n. sp.; triángulo invertido azul, A. gredosana n. sp.
Fig. 10.— Geographical distribution of the complex A. castellana: red star, A. castellana castellana; yellow star, A. castellana bejarana n. ssp.; green star, A. castellana piedralavesana n. ssp.; blue cross, A. robledana n. sp.; blue triangle, A. candeledana n. sp.; blue inverted triangle, A. gredosana n. sp.

 

http://lsid:zoobank.org:act:2613B268-B063-4C55-BD8E-603DBADF28C6

LOCUS TYPICUS: Hoyos del Espino (Ávila).

MATERIAL TIPO: Holotipo ♂: etiqueta blanca manuscrita: Hoyos del Espino, Ávila, España, 13-IV-1981, J. Plaza leg; etiqueta blanca impresa: A. (Glabrasida) gredosana in litt. Pérez-Vera det; etiqueta roja impresa: Holotypus de Alphasida (Glabrasida) gredosana nov. sp. Pérez-Vera & Ávila det. 2015. etiqueta azul impresa: Colección F. Pérez-Vera Granada (España); etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 152063. Conservado en el MNCN de Madrid.

Paratipos: 21 ejemplares (12 ♂ y 9 ♀) con etiqueta blanca impresa: Angostura, Gredos, 13.VI.1959, A. Cobos Sánchez leg; 1♂ con etiqueta blanca manuscrita: A. (Glabrasida) castellana ssp. gredosana in litt. Holotypus. A. Cobos; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 92652; 1♀: etiqueta blanca manuscrita: A. (Glabrasida) castellana ssp. gredosana in litt. Allotypus. A. Cobos; etiqueta gris impresa: MNCN_Ent 92653; los 19 ejemplares restantes solamente con etiqueta blanca de localidad y etiqueta roja de Paratypus, in coll. A. Cobos, MNCN_Ent 92654 a 92665 (MNCN); 2 ♂ con etiqueta blanca manuscrita: acceso al Circo de Gredos, 18.VII.1979, Dr. Plata Negrache leg. MNCN_Ent 92666 (MNCN); 12 ejemplares (9 ♂ y 3 ♀) con etiqueta blanca manuscrita: Hoyos del Espino, Ávila, España, 13-IV-1987, J. Plaza leg; etiqueta blanca impresa: A. (Glabrasida) gredosana in litt. Pérez-Vera det. (CA); 2 ♂ y 1 ♀ Puerto de Serranillos Ávila, 28.V.1989 J. Plaza leg. (CA). Los 37 ejemplares citados han recibido la etiqueta roja impresa: Paratypus de Alphasida (Glabrasida) gredosana nov. sp. Pérez-Vera & Ávila det. 2015.

DESCRIPCIÓN: Holotipo ♂ (Fig. 7A): Largo 12 mm; anchura máxima del pronoto en su centro 5,32 mm; anchura máxima de los élitros en la mitad anterior 5,86 mm; cuerpo alargado, sub-paralelo, medianamente convexo, de color negro, poco brillante dorsalmente, algo más en su cara ventral. Antenas y palpos también negruzcos. Cabeza casi tan larga como ancha, cubierta de un punteado mediano, denso, uniforme; las genas pequeñas y redondeadas algo salientes formando ángulo con el clípeus, que es anchamente truncado. Antenas moderadamente cortas y fuertes, los antenómeros 4° al 8° moniliformes, el 9° trapezoidal, tan ancho como largo, el 10° bien transverso, el 11° pequeño y redondeado. Mentón pentagonal, escotado en el centro de su borde anterior y cubierto de un fuerte punteado, denso, glabro.

Pronoto moderadamente transverso (anchura máxima casi en el centro / largo en el medio = 1,72) con el borde anterior escotado poco profundamente en arco de círculo, finamente rebordeado; bordes laterales finos y poco señalados, en curva más convergente hacia delante, muy poco hacia atrás, donde aparecen casi paralelos, con frecuencia con una ligera sinuosidad preapical, más marcada hacia atrás; el borde basal no rebordeado, con el lóbulo mediano poco marcado pero no claramente truncado; los ángulos pronotales anteriores rectos y algo redondeados, no deprimidos, a veces algo divergentes; los ángulos posteriores muy ligeramente agudos y algo divergentes; el disco de convexidad moderada está cubierto por un fuerte punteado mediano, uniformemente denso pero menos que en la especie A. candeledana; en la línea mediana se observa, sobre todo en la mitad posterior, una estrecha banda lisa; los márgenes pronotales, bastante estrechos (17,7% de la anchura total), son de una anchura irregular, estrechados hacia delante y bastante explanados hacia atrás; están recubiertos de un grueso punteado poco denso y sus bordes exteriores están levantados sobre todo en su parte media; la cara ventral presenta unas propleuras de fondo poco brillante, cubiertas de una granulación fina bastante densa, pilosa; el prosterno, finamente rebordeado en su borde anterior, que es casi truncado, está cubierto por una granulación moderadamente densa.

Los élitros (Fig. 9F), medianamente convexos, tanto en sentido transversal como longitudinal, son de contorno oval, con la base ligeramente más ancha que la base del pronoto; el escutelo tan ancho como largo, con el ángulo posterior algo agudo; los húmeros, obtusos con un fino reborde levantado, que se continua sobre todo en los dos tercios anteriores; la costulación formada por cuatro pliegues principales bien perceptibles bastante acortados sobre todo hacia delante, los pliegues secundarios inexistentes; en la base, al nacimiento de la segunda costilla dorsal, se observa casi siempre una corta elevación de gruesos gránulos tuberculoides; el fondo está cubierto por una granulación muy fina y muy dispersa, poco perceptible, mezclada a un punteado fino y también disperso.

En la cara ventral, las epipleuras con una granulación fina y regular, bastante densa; los esternitos abdominales con un fino punteado pubescente, poco denso, la pilosidad, muy corta y tendida. Las patas normales presentan en los bordes internos de las meso y metatibias, los correspondientes cepillos pilosos; las protibias con un diente apical externo poco desarrollado.

El edeago (Fig. 7C) es alargado y esbelto; los parámeros y la falobase casi de la misma longitud (Ph/Pa = 1,06), la convexidad ventral de contorno bisinuado; el endofalo algo ensanchado a la base se estrecha de forma progresiva para terminar en un fino ápex.

Las hembras (Fig. 7B) son en general de una talla casi similar y presentan un dimorfismo sexual poco importante, con el cuerpo algo más ancho y algo más convexo. La talla de los machos va de 12 a 13,5 mm (media 12,7 mm), la de las hembras 13 a 15,5 mm (media 14 mm). Las antenas son más cortas y finas. El pronoto es más transversal (anchura máxima algo detrás del medio / largo en el centro = 1,83), con los ángulos posteriores muy similares a los del macho. Las esculturas del pronoto son parecidas aunque el punteado discal parece ser algo menos denso en las hembras. Los élitros, más convexos, ofrecen una costulación más marcada, la primera costilla secundaria está bien señalada habitualmente. Las patas presentan en las protibias el diente apical mucho más desarrollado que en el macho.

El ovipositor (Fig. 7D), de 7 mm de largo, presenta un índice L/l = 1,7; el índice lb/la = 2,84. La sinuosidad del borde dorsal de los paraprocta se sitúa en la mitad distal de la pieza basal; la extremidad de los paraproctos es apenas oblicua; la extremidad de los epicolpos simétricamente redondeada y de superficie casi lisa; la pieza apical (Figs. 3E-G, 8F) de silueta dorso-ventral rectilínea, nada sinuosa; la fossa analis ojival de fondo doblemente hendido en su parte distal, con un corto lóbulo mediano dorsal, los sclerites vulvaris laterales normalmente esclerosados; los coxita dorsolateralia con una pars basalis lisa en su cara dorsal y un muy ligero y fino punteado en la cara lateral provisto de sedas sensoriales; la pars intermediana brillante con grueso punteado piloso y la pars distalis lisa, normalmente esclerosada; los coxita apicalia presentan el area dorso-apicalis poco acanalada, ligeramente rugosa y brillante, las extremidades convergentes; la pars lateralis lisa con finos puntos pilíferos en el borde dorsal; la fossula gonostyloidis, con escasas setae apicalis aglutinadas; el area ventriapicalis acanalada con punteado visible a todo lo largo, una segunda fila de puntos pilíferos más finos a lo largo de la estrecha area intercoxitalis; el scleritus vulvaris medianus perceptible.

ETIMOLOGÍA: La especie debe su nombre a la Sierra de Gredos (Ávila) donde fueron colectados los primeros ejemplares, respetando una vez más la apelación propuesta por A. Cobos.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA: Los ejemplares del MNCN proceden de Angostura [de Tormes] y de la subida al Circo de Gredos, en la vertiente septentrional de la Sierra del mismo nombre. El holotipo y todos los ejemplares de la colección de los autores (CA) fueron colectados en Hoyos del Espino, a pocos kilómetros de las precedentes localidades, en la misma región (Fig. 10).

AgradecimientosTOP

Damos aquí las gracias a Mercedes París, Amparo Blay y Mercedes Hitado del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, que nos han permitido el estudio del material histórico o no, conservado en el departamento de Entomología; a Miguel Ángel Alonso Zarazaga, del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid por sus valiosos consejos en materia de Código Internacional de Nomenclatura Zoológica; a Antoine Mantilleri del MNHN de Paris, y a todos aquellos que nos han confiado su material de Colección, especialmente a José Carlos Martínez de Murcia y Jesús Plaza de Madrid.

 

ReferenciasTOP


Escalera, M. M. de la, 1905. Sistema de las especies ibéricas del gén. Asida Latr. Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, 5: 177-402, 430-451.
Escalera, M. M. de la, 1910. Especies nuevas de Marruecos. Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, 10: 408-416.
Escalera, M. M. de la, 1922. Sistema de las especies del género Asida de la Península Ibérica. Subgén. Glabrasida Esc. 1a nota. Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, 22: 388-391.
Escalera, M. M. de la, 1923. Subgénero Glabrasida Esc. 4a nota. Sección IV bis: Glabrasida costulatae. Especies centro-occidentales. Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, 23: 79-87.
Escalera, M. M. de la, 1925. Varios Tenebriónidos y un Curculiónido nuevos de Marruecos. Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural, 25: 324-337.
Graells, M. P., 1858. Memorias de la Comisión del Mapa Geológico de España, Año de 1855. Parte Zoológica. Imprenta Nacional. Madrid. pp. 69-70. Lam. III y VII.
ICZN (The International Commission on Zoological Nomenclature), 1999. Código Internacional de Nomenclatura Zoológica, 4a Edición (versión española, 2009). The International Trust for Zoological Nomenclature. London. XXIX + 306 pp.
Mayr, E., 1963. Animal Species and Evolution. Harvard University Press. Cambridge. XVI + 797 pp.
Pérez-Vera, F., 2014. L’ovipositeur et sa signification dans la taxonomie de la tribu des Asidini (Coleoptera, Tenebrionidae). Bulletin de la Société Entomologique de France, 19(2): 181-190.
Pérez-Vera, F. & Ávila, J. M., 2011. Contribución al conocimiento de los Asidini marroquíes I. Designación del lectotipo de Alphasida (Glabrasida) lecerfi Koch, 1940 (Coleoptera, Tenebrionidae). Boletín de la Asociación Española de Entomología, 35(1-2): 85-92.
Pérez-Vera, F. & Ávila, J. M., 2012a. Asidini marroquíes VI. Descripción de cuatro nuevas especies de Marruecos pertenecientes a los géneros Alphasida Escalera, 1905 y Asida Latreille, 1804 (Coleoptera, Tenebrionidae). Graellsia, 68(1): 17-29. http://dx.doi.org/10.3989/graellsia.2012.v68.047
Pérez-Vera, F. & Ávila, J. M., 2012b. Asidini marroquíes VIII. Descripción de dos nuevas subespecies del género Alphasida Escalera, 1905, y Asida Latreille, 1802 (Coleoptera, Tenebrionidae). Bulletin de la Société Entomologique de France, 117(3): 393-400.
Pérez-Vera, F. & Ávila, J. M., 2012c. Los Asidini marroquíes. Ensayo monográfico sobre la tribu Asidini (Coleoptera, Tenebrionidae) en el reino de Marruecos. Monografías electrónicas S.E.A., 3: 1-209 + 136 pl. [disponible en http://www.sea-entomologia.org/monoelec.html]
Pérez-Vera, F. & Ávila, J. M., 2014. Deux nouveaux taxons d’Alphasida (Glabrasida) Escalera, 1910, d’Andalousie centrale (Coleoptera, Tenebrionidae, Pimeliinae) Bulletin de la Société entomologique de France, 119(3): 329-337.
Pérez-Vera, F. & Ávila, J. M., 2015a. Révision du complexe supra-spécifique Alphasida (Glabrasida) goudoti (Solier, 1836) (Coleoptera, Tenebrionidae). Boletín de la Asociación española de Entomología, 39(3-4): 21-49.
Pérez-Vera, F. & Ávila, J. M., 2015b. Révision des Alphasida (Glabrasida) Escalera, 1910, groupe I (section incostulatae Escalera, 1922) (Coleoptera, Tenebrionidae, Asidini). Bulletin de la Société entomologique de France, 120(4): 485-532.
Reitter, E., 1917. Bestimmungs-Tabelle der palaearctischen Arten der Tenebriniden-Abteilung Asidini. Verhandlungen des Naturforschenden Vereins in Brünn, 55: 1-74.
Soldati, F., 2008. Asidini. In: I. Löbl & A. Smetana (eds.). Catalogue of Palaearctic Coleoptera, Vol. 5. Apollo Books. Stenstrup: 128-139.
Viñolas, A. & Cartagena, M. C., 2005. Fauna de Tenebrionidae de la Península Ibérica y Baleares. Vol. 1. Lagriinae y Pimeliinae. Argania editio. Barcelona. 428 pp.



Copyright (c) 2016 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista mcnp115@mncn.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es